FAYNA, OTRA MIRADA A NUESTRA HISTORIA

Cecilia Domínguez Luis

La Editorial Diego Pun vuelve a ofrecernos un nuevo libro de Guillermo Cabrera Moya -un escritor y docente, nacido en Santa Cruz de Tenerife, en 1969-, Fayna, que viene a ser la segunda parte de Ancor, un cuento para todas las edades, publicado por la misma editorial, que ya va por la tercera edición, y que nos acerca, de manera ágil y entretenida, a través de la mirada de su protagonista, a las costumbres y tradiciones del pueblo guanche-al que pertenece-, antes de la conquista.

Esta vez le toca el turno a una niña, Fayna, cuya inesperada aparición va a suponer una nueva mirada a la cultura guanche, centrada, esta vez, en la relevancia del papel de la mujer y su influencia, en el devenir de la historia.

Como siempre ocurre en estas islas, es el mar quien nos trae lo bueno-Fayna-, pero también lo malo, lo oscuro. En este caso, los conquistadores, que no dudan en esclavizar y vender a los vencidos, como le ocurre a la protagonista, que, afortunadamente, consigue escapar.

Ella y Atteneri, la madre de Ancor, van a protagonizar esta bella historia, dándonos una nueva perspectiva de la vida de los guanches, donde no faltan los rituales y la cercanía a la magia.

Pero, además, este libro es un canto a la solidaridad y a la amistad, a la noble acogida del extraño-en este caso, Fayna- a la que integran, sin ningún tipo de prejuicio en la vida del pueblo, de tal forma que, Tanto Ancor como su amigo Bentor, hijo del Mencey Bencomo, no dudan ni un momento en convertirse en sus aliados.

A través del narrador y de los protagonistas de este cuento, no solo aprendemos a valorar nuestra cultura sino que, además, nos ayudan a recordar y reforzar nuestra lengua, en unos momentos como los actuales en los que vemos, como muchas de nuestras características se van perdiendo o difuminándose. Y no hay que perder de vista que, en nuestra mestiza identidad, la lengua constituye una de las mejores afirmaciones de la misma.

El cuento se complementa, de manera excelente, con las magníficas ilustraciones de Nareme Melián- ilustrador Tinerfeño, nacido en 1987 y licenciado en Bellas Artes-, que ya nos había dado muestra de su valía en Ancor. La complicidad de ambos autores- escritor e ilustrador- hacen aún más atractivo este cuento.

Estamos, pues, ante un nuevo libro que nos abre caminos y nos lleva a muchas preguntas y respuestas, dejándonos con ese deseo de nuevas entregas.

De ustedes, lectores, depende.

¿Te ha gustado este contenido?. Compártelo: